Feeds:
Entradas
Comentarios

CUAL ES EL SENTIDO DE VIVIR ESTE SINSENTIDO ?

El Origen.

Siempre fue la Nada ? Lo Absoluto era, en su insondable silencio e idílica quietud, en su inconmensurable y enigmático potencial.

En aquel grandioso momento de la eterna nadidad, Lo Absoluto, el UNO, decide manifestarse mediante la inusitada y colosal explosión del prístino Big Bang develando la Vida.

Surge así, esa primigenia Energía que llamamos Vida Inteligente y cuya sustancia constitutiva esencial es el Amor. El Amor o la Fuente primigenia  manifestada conlleva intrínsecamente el impulso de expansión a través del crear y es capaz de mantener en perfecta fusión y Unidad toda su Creación mediante su irresistible y armónica fuerza de atracción.

Las emanaciones Creadoras.

Estimuladas por su propio impulso auto expansivo van emergiendo del UNO las Emanaciones Creadoras u hologramas del Amor en acción dando a luz la Creación Inteligente. Se inicia así, la manifestación de las Formas. Conglomerados de Seres como las Galaxias, Sistemas Estelares, Soles, Estrellas, Mundos y demás Creaturas Inteligentes, comienzan a matizar la vastedad de su propia eternidad. Cada Forma es interpenetrada por la Esencia Amor Creadora o Diseñadora. Para facilitarnos su comprensión, le llamaremos: Espíritu.

El Espíritu es pues, la Fuente explorándose a Sí Misma y expandiéndose a través de la experiencia de sus incontables formas que diseña, interpenetra y anima conservando siempre su Unicidad. La exploración genera expansión y en dicho proceso se va potenciando el Conocimiento y Consciencia de Sí Mismo. El mecanismo de este proceso auto expansivo de la Energía a través de trasmisión de  información  es asunto  de frecuencias y vibración

Dentro de la inmensidad del Océano del Espíritu, coexisten niveles de experiencias de las formas.  Dependiendo de la modalidad de la misma, así será el  tipo de vibración y frecuencia que se emita y el nivel de resonancia con la información, con la Fuente. Esto da lugar a la conformación de estados dimensionales en donde a niveles elevados de vibración, equivalen estados elevados dimensionales y por tanto, más manifiesto el Ser Real dentro de la forma– por plantearlo de alguna manera- Y viceversa. Nosotros los humanos somos una peculiar forma de la Creación, como veremos. Por tanto, estamos integrados con esa Energía Inteligente Primigenia. Espíritu o Alma.

Descifrando la gran interrogante

Existirá algún mundo que no contenga tierra, sino solo agua ? Imaginemos ese Gran Océano solo agua  pura y cristalina conformado por el conglomerado infinito de “gotitas” inteligentes. Dichas “gotas” saben que son de agua y que todas ellas coexisten e interactúan en perfecta comunión, armonía y plenitud total,  pero al mismo tiempo de saberse agua, se preguntan: y qué es, ser agua ? qué es el agua? Ellas quieren conocerse en su condición más intrínseca, quieren tomar consciencia de Si Mismas. Para saberlo – se dicen- tendríamos que diseccionar nuestro campo de agua unificado, diseccionarnos a nosotras mismas y eso, es más que imposible. Existirá alguna otra  fórmula que nos lleve a resolver esta nuestra gran interrogante ?

Luego de una extensa y profunda deliberación, conscientes de su genuino derecho a la auto expansión,  llegan a la irrealizable conclusión de que solo el separarse de sí mismas para poder observarse desde otra ubicación o perspectiva,  les llevaría a conocerse intrínsecamente. Por lo tanto apelan al recurso de la holografía, a la creación de una cápsula o realidad virtual dentro de la cual podría simularse la experiencia de la “ilusión de una separación ” del Océano.  A sabiendas de lo que ello implicaba, solo una parte de este infinito Océano accedió voluntariamente  a llevar a cabo el proyecto.

Cotejando esta  historia con nuestra realidad en donde el Océano es el Amor o el Origen. Las  gotitas, el Espíritu o Alma que lo componen y la cápsula,  nuestra Zona de Libre Albedrio, podemos decir que dentro del juego virtual de esta cápsula y en lo que a nosotros como vehículos humanos concierne, nos interesa esta Alama Planeta Tierra, que quiso acompañarnos dentro de las profundidades de la 1ª a 3ª dimensiones, ofreciéndose como nuestro hogar-escuela para llevarlo a cabo. Otras Almas colegas eligieron experimentar en las cuasi confortables 4ª y 5ª dimensiones, cuyo nivel de experiencia es menos denso y por consiguiente, su forma vehicular más etérica.

2- El vehículo psico-biológico humano

Para realizar nuestra aventura confeccionamos un denso y pesado traje o cuerpo humano psico-biológico especial para las condiciones terrestres, que pudiera recopilar información vivencial y nos garantizara trasmisión precisa para el éxito de nuestro objetivo álmico como lo es descifrar la gran interrogante. Este vehículo, a pesar de su densidad, es una perfecta y preciosa joya de arte. Además de belleza, lo dotamos de sistemas orgánicos equipados con redes cuánticas sincronizadas capaces de asegurar con precisión y claridad la emisión – no así tanto la recepción-  de información interdimensional en cada experiencia de vida. Este complejo vehículo está conformado como un todo integrado de la siguiente manera:

Un Cuerpo Espiritual (Alma). Nos incorporamos al momento de la concepción o elaboración animando o dando vida e inteligencia al vehículo. Generamos e impulsamos la experiencia de vida.

Un Cuerpo Mental. Decodifica el mandato o impulso del Alma.

Un Cuerpo Físico. Ejecuta la voluntad o impulso del Alma.

Un Cuerpo Emocional. Informa al Alma sobre las sensaciones y sus efectos, en cada experiencia. Emite alimento energético para otros seres.

Este, es renovado o cambiado cuando así lo considera cada Alma. (reencarnación del Alma).

Al igual que el humano, también fueron diseñadas y/o arribaron otras formas inteligentes para acompañarnos, asesorarnos y asistirnos. Se trata de las demás criaturas de la Tierra como los animales, plantas, minerales, elementos sólidos, líquidos, gaseosos, etéricos, etc. Cada quien con su respectiva función o experiencia.

Con el vehículo psico-biológico humano listo y programado específicamente para percibir como real su entorno y su  experiencia, el Alma, quien es la única parte informada, se incorpora como observadora e impulsora silenciosa del evento hasta que haya logrado su objetivo. Recordémoslo: conocerse intrínsecamente – qué implica ser Amor – tomar consciencia de Si.

Adentrándonos en la experiencia de la ilusión de separación por la vía dual.

Les invito a ubicarse ya dentro de la perspectiva de simple personaje humano. El yo que ya conocemos. Nacemos, crecemos, desarrollamos la existencia… y luego morimos. No se nos informó: quiénes somos, por qué nacimos, para qué nacimos, el sentido de la vida y por qué morimos. Este estado de desinformación haría de la experiencia algo genuino y real. Dependiendo de la variable-experiencia elegidas y/u obtenidas por el Alma, se irá conformando una personalidad que manifestará la singularidad de cada experimentante o personaje humano.

Estimo necesario enfatizar que el Alma o Yo Mismo Real,  es quien genera la experiencia humana y que la persona protagonista, solo es impelida a ejecutar a través del pensamiento, del deseo, del impulso, iniciativa, libre albedrío o como quiera llamarse, el objetivo del Alma. A partir de esta premisa, podemos deducir que el humano siempre estará ejecutando la directriz del Alma y sus respectivos acuerdos con otras Almas colaboradoras. En ningún momento el humano estará equivocado con respecto al plan Almico. Por tanto cualquier experiencia, que dentro del concepto dual sea calificada de buena o mala, acierto o error, justo o injusto, etc. para las Almas involucradas sencillamente son su simple acción de investigación y toma de consciencia. Para el Alma será siempre un Acto de Amor.

Pero continuemos como personaje humano que ignora el asunto e inicia el camino de ilusión de separación al nacer y separarse de su madre. Comienza así, esa primera sensación de separación que le acompañará por el resto de su vida. Esta sensación irá conformando poco a poco su personalidad individual. El Alma observa desde su Ser UNO los efectos de la sensación de fragmentación  o separación. Conforme va creciendo la criatura, ésta, va experimentando sensaciones como: frío-calor, dolor-placer, miedo-confianza, tristeza-alegría, deseos-apatías… un camino dual decorado con desafíos y con fluideces. Recordemos que los efectos de estas sensaciones van siendo registradas y procesadas por el Cuerpo Emocional que es el informante del Alma. Lo que también ignora la persona.

La vía dual o dualidad es el campus vivencial cuyo balance fue programado para auto regularse con gran precisión. El bien y el mal, lo bonito y lo feo, la plenitud y la limitación, salud-enfermedad, honestidad-corrupción, orgullo-humildad, verdad-mentira, guerra-paz, poder-impotencia, etc. están en constante proceso de equilibrio tanto a nivel personal como a nivel colectivo. Esto asegura que ninguna polaridad llegue a prevalecer. El impulso experiencial de cada Alma asegura el equilibrio

Con esto cabe aclarar que en nuestro caso, la expectativa de lograr un mundo “mejor”  donde llegue a reinar la polaridad positiva (bien, bondad, felicidad, etc.) es otra ilusión más.  Así mismo, igual sucede con el temor a que llegue a prevalecer la polaridad negativa (mal, maldad, infelicidad, etc.). La experiencia dual se auto regula en igual proporción; aunque algunas entidades o los medios de comunicación masiva quieran convencer – a los seguidores- de que impera la polaridad negativa. Se vale, pues todo forma parte del juego.

Así, estos efectos de la vivencia de la dualidad dentro de un estado de ilusión de separación, generaron dentro de toda la Zona de Libre Albedrío una nueva y nunca experimentada forma de energía: el ego.  El ego,  es pues, el fruto o consecuencia de un estado ilusorio de separación de la Fuente. De No Amor, según los niveles de experiencia 1°-5° dimensiones.

Dentro de esta vía dual, la persona además, contará con colaboradores previamente elegidos por su Alma. Cada quien cumplirá su rol. Desde sus progenitores, familiares más cercanos hasta los conocidos y desconocidos más lejanos formularon acuerdos álmicos de mutua ayuda dentro de los diferentes matices duales de la experiencia.

Como ejemplo más común en Terra, entre miles, uno de los efectos de la ilusión de separación, es el frustrante y atemorizante sentimiento de soledad e incompletud unido al instinto de continuidad de la especie. Se genera entonces, la necesidad de compañía y complemento y/o de procreación. Sucede el encuentro anhelado de una pareja, se conocen y, aquí, entra el factor emocional que provoca procesos químicos y hormonales dentro del vehículo humano, el ya conocido “enamoramiento”. Dentro del movimiento pendular polarizado, felicidad-amor, ambas personas se unen y como pareja inician un nuevo proceso y con ello, nuevas sensaciones dependiendo del interés de cada Alma: amor y/u odio, riqueza y/o pobreza, celos-confianza, fama-anonimato, triunfos-fracasos, salud-enfermedad, alegrías-tristezas, solvencia-limitaciones, expectativas-frustraciones, ganancias-pérdidas, regocijo-sufrimiento, etc.etc.

Muchas de estas u otras sensaciones fueron detonadas casi siempre por el colaborador-a principal como la pareja, padres, hijos-as, hermanos-as, familiares cercanos o lejanos, vecinos, conocidos, compañeros de estudio o trabajo, políticos, personajes destacados, religiosos, consejeros, profesionales, desconocidos, etc. Reitero, colaboradores, sin importar el matiz, dentro de esta interesante aventura humana. Si he de experimentar la sensación de amor, ha de haber alguien que me detone esa sensación: persona o colectivo amado. Si he de experimentar la sensación de envidia, ha de haber alguien que me ayude a detonarla: el colectivo o persona envidiada. Y así con el resto de colaboradores que se ofrecen para funcionar como espejos  y/o detonadores.

El personaje es quien realmente vive las sensaciones cuando roba o es robado, cuando agrede o es agredido, difama o es difamado, insulta o es insultado, pérdidas, enfermedades, etc. Sus posibles respuestas a ello podrían ser por ejemplo: ira, frustración, humillación, maldad, odio, desesperación, dolor, etc. que llegan a conformar una forma de energía ego que podríamos calificar negativa, hasta tocar fondo en la misma. Al pasar por cualquiera de estos aspectos, el humano es calificado como: malo, criminal, pecador, delincuente (activo) o de, desgraciado, afligido, sufriente, desventurado, etc. (sufre el efecto). En la condición de activo –en esta modalidad-  el humano experimenta al inicio cierto placer que genera cada experiencia. Sin este estímulo, sería casi imposible que la persona se animara adentrarse en la misma. Por ejemplo: el placer inicial que incita a la venganza, al robo, a la violencia, a la corrupción, al abuso de poder, gula, etc. En la condición pasiva, muchas veces, el apego, fanatismo, ignorancia, miedo, temor, adicción, inocencia, etc. son el medio facilitador.

Mas, cuando la persona ama o es amado, protege o es protegido,  respeta o es respetado, halaga o es halagado, triunfos, salud, etc. Sus posibles respuestas a estas sensaciones podrían ser: paz, felicidad, bondad, confianza, seguridad, elogio, regocijo, religiosidad, etc. Y se crea otro tipo de forma de energía ego que podríamos calificar positiva, hasta escalar la cima o el éxtasis en la misma. Al pasar por estos aspectos, el humano es calificado como: bueno, santo, virtuoso, caritativo, famoso, inteligente, etc. (activo), aventurado, dichoso, bendecido, dotado, etc. (pasivo). La polaridad positiva o ego positivo, además de contraparte equilibrante de la vía dual, sirve al mismo tiempo de pausa y de aliciente que alimenta hermosamente la fascinación del vehículo por la estadía en este mundo.

Casi siempre, ambas polaridades trabajan deliciosa y sutilmente combinadas, lubricadas por ciertos ingredientes como el placer, la fortaleza, esperanza, expectativas, ilusiones, amores, triunfos, creencias, etc. como  un  mecanismo de auto alimentación sostenible que anima y asegura la vivencia y continuidad de la experiencia ego.

La fascinación durante la experiencia nos mantiene muy ocupados y a veces pre-ocupados en  medio del caos o de la aparente calma; estresados pero alcanzando el sosiego esporádicamente, creyentes religiosos sin dejar de encarnar el miedo y el odio; felices por los triunfos y la riqueza, mas, con frecuencia colmados de dolor y sufrimiento, enfermedad y limitación…

El ego es pues, esa forma dual de energía, fruto de la virtual experiencia humana – hasta tocar fondo o cima – que contiene la información que necesita el Alma  para confirmar que está percibiendo los efectos de una ilusión de separación o lo que es lo mismo, un estado de No Amor.

Hago aquí, un breve paréntesis para mencionar a nuestras más contundentes Almas colaboradoras de la experiencia y su guión, revestidas por el vehículo del momento.

Nuestros creadores

Los eminentes científicos genetistas, creadores, artistas diseñadores y decoradores del vehículo humano son  los colaboradores más destacados de la experiencia humana, tanto dentro del Proyecto Original, como dentro del Proyecto Posterior. Por supuesto, sus personajes no habitan ? actualmente la Tierra pero pertenecen a nuestra Zona de Libre Albedrío. Sus Almas y nuestras Almas formulamos acuerdos de mutua colaboración. O, muchas de esas Almas seremos nosotros en este vehículo actual ?

Históricamente, el actual vehículo humano dista mucho del original de hace muchos millones de años Tierra. Por diversas circunstancias como por ejemplo intereses de invasores extra terrestres, en algunos casos, de experimentos genéticos, evolución o adaptación entre otros, este cuerpo psico-biológico ha pasado por transformaciones  conservando sin embargo, algo de memoria adeneística del Proyecto Original.

Este Primer Proyecto consistía en una experiencia algo similar a la actual pero sin tecnología, en total resonancia con la naturaleza y aunque no se poseía la capacidad de articular palabras, se contaba con facultades telepáticas y extrasensoriales, un conocimiento total y comunión profunda con las diversas creaturas terrestres, relación empática con los visitantes de otros sistemas estelares de la Zona y diseñado para una menos desafiante pero prolongada experiencia como aclararemos más adelante.

Conociendo lo anterior, considero importante mencionar que hace unos 450 mil años, un grupo de seres experimentantes de otros sistemas de mundos, dentro de la Zona de Libre Albedrío,  en vías de toma de consciencia como nosotros, aunque científica y tecnológicamente más avanzados, hicieron presencia física en nuestro Planeta por razones de supervivencia, con el fin de extraer el preciado metal oro, abundante aquí y el cual procesado a su manera, serviría para amortiguar la grave situación que estaba pasando la atmósfera de su mundo. Los sumerios en sus escritos o tablillas le denominan Nibirú. Otras etnias culturales lo llaman con otros nombres.

Para efectos de mano de obra que satisficiera sus exigencias y después de múltiples ensayos e intentos, dichos personajes modificaron el vehículo humano terrestre existente, combinando su semilla alienígena con la del humano-homínido de aquella época, creado durante el Primer Proyecto. – “Hagamos al hombre a imagen y semejanza nuestra” –se dijeron.

Se creó así, lo que ahora llamamos el homo sapiens o Adán (con esto, se aclara un poco lo del eslabón perdido). Por supuesto que estamos hablando de modificaciones e incrustaciones genéticas y/o cromosómicas que sirvieran a sus intereses. Y dentro de esos requerimientos, además de dotarlo de cuerdas vocales para iniciarlo en la experiencia del lenguaje hablado, se re-diseñó el vehículo con ciertas limitaciones en sus propiedades psíquicas, mentales y emocionales; de obediencia total, poca capacidad de análisis, hasta el extremo de que llegaran a adorar -por mandato- a los que posteriormente consideraron sus dioses.  Tomando en cuenta que estos personajes no terrestres se alimentan también de “paquetes de energía emocional”, no sólo diseñaron un vehículo humano que emitiera dichos “paquetes emocionales”, sino que crearon todo un Sistema de Control que garantizara tal producción de ese su “alimento”. Muy posteriormente, este vehículo fue mejorado en algunos aspectos,  por los mismos dioses.

3- Sistema de Control programado

Estos dioses (experimentantes) del Proyecto en mención, se adueñaron de sus re-diseños o creaciones, fundando así, en paralelo con la explotación del oro, las primeras sociedades de convivencia o civilizaciones (sumeria, mayas, egipcias, etc.) que llevaban su sello y que con las obvias transformaciones, se han auto-sostenido estructuralmente  hasta nuestros días. El Sistema de Mando Mundial fue conformado con 5 grandes Controles de Poder llamados así: poderes (Político, Religioso, Militar, Económico y Social –este último incluye: salud, educación y medios de comunicación masiva). Así, el humano, para los efectos antes dichos fue sometido a dicho control físico, mental y emocional mediante este mecanismo.

Me permito unas breves notas al respecto.

1-El Poder Político Controla a través de valores o programas que generan “paquetes emocionales” específicos como: civismo, patriotismo, nacionalismo, fanatismo político partidista, división social, jerarquías de gobierno y control. Se cede el poder a una persona o grupo.

2-El Poder Militar Controla a través de códigos u ordenanzas generando “paquetes emocionales” como; la sumisión, justicia-injusticia, temor, beligerancia, represión, agresión, violencia, guerras, miedo, etc. de acuerdo con los requerimientos del Poder Político. Se encarga de mantener el “orden” público. Se crea la carrera armamentista como símbolo de progreso tecno-bélico.

3-El Poder Religioso controla a través de actitudes y virtudes  requeridas y alabadas por estos dioses sedientos de “alimento energético”, como: Humildad, el humano nunca será más que sus dioses-creadores o sus representantes. Complejo de inferioridad y sentimiento de indignidad considerándose ignorante, menos honorable, lo cual implica sumisión, auto sacrificio o baja autoestima, lo cual es bien visto. Perfección: siempre tendrá que estar pidiendo perdón por sus actos de “imperfección” y contrarios a las leyes morales, civiles y sociales establecidas por este poder. Religiosidad: La manipulación mental a través de la religiosidad crea la necesidad de sometimiento a los requerimientos de los dioses a través  de sus intermediarios, los sacerdotes, chamanes, reyes, faraones, etc. mediante rituales de adoración y costumbres culturales, creencias, peticiones, invocaciones, oraciones, ofrendas, etc. La vivencia del miedo mediante la creencia de un ente superior o dios externo que lo ampara, lo protege siempre y lo castiga si no cumple. Al inicio esto fue real porque los “dioses” convivían con los humanos, luego se retiran y dejan a sus emisarios con autoridad (genética) de comunicarse con ellos y por tanto con determinados poderes de mando sobre los demás humanos. Estos dioses (después un solo dios) inyectan la creencia de premio (cielo, nirvana, felicidad, riquezas, etc.) para los que obedecen los cánones morales establecidos  y castigo (infierno, sufrimiento, pobreza, etc.)  para quienes las contravienen. Así, de acuerdo con sus parámetros, se potencia en la humanidad el “ emocional conflicto moral” de bondad vs. maldad, luz vs. oscuridad, tabú sexual, ritualismos, miedo a la muerte, luchas religiosas, etc.

4-Poder Económico: Controla a través de estrategias utilitaristas. Crea la obligatoriedad del trabajo remunerado para sobrevivir. Dicta y crea normas, calendarios, horarios y valores al respecto. Califica el valor del trabajo de acuerdo con sus intereses políticos generando con esto, las diferencias en la remuneración y con ello, los distintos  estatus socio-económicos, riqueza-pobreza, abundancia-hambruna, endeudamiento, consumismo, etc. Establece mecanismos de pago controladores como el dinero (hoy día, tarjetas, chips, etc.) y de los cuales se depende.

5-Poder Social  Bien conocido y experimentado por el ejercicio del control mental y emocional de la población. Sostenido por:

Un sistema de Salud para manejo de la masa valiéndose de la enfermedad: farmacéuticas, clínicas, sistemas hospitalarios, médicos y leyes de acuerdo con estos parámetros. Genera paquetes emocionales tales como. Sufrimiento, dolor, esperanza, desesperanza, desempoderamiento ante el  curandero, médico, chamán, etc.

Un sistema de Educación para “formar” de acuerdo con sus políticas de control. Programas educativos, instituciones, reglas, normas, educadores, alumnos, etc. Genera paquetes emocionales a través de sus: programaciones mentales, costumbres culturales, masificación, fascinación por la tecnología y una ciencia controlada, jerarquías intelectuales, etc.

Por un sistema o medios de comunicación masiva  para mantener “informada y comunicada” a la gente. Actualmente, es la herramienta más eficaz para ejercer el control y la manipulación de los pueblos. Sobre todo, la TV, el cine, prensa escrita  y dependiendo del caso, también internet. Genera paquetes emocionales masivos de: miedo, hipnotismo, violencia, porno, sadismo, crueldad, fanatismo deportivo y demás fascinación distractora.

Después de esta breve presentación del Sistema de Control Central que penetra de acuerdo con cada caso, todos los lugares y ámbitos sociales (al respecto hay mucha información) sólo enfatizar que como personas, a veces no comprendíamos muchas cosas debido, como dijimos, a que nuestra personalidad, nunca fue notificada de cómo se iba a desarrollar la experiencia. A esta nuestra ignorancia le llamamos estado de inconsciencia, durante la cual, actuamos casi en automático.

A partir de esta modificación adeneística y mental, la experiencia de la dualidad se tornó más ruda, desafiante y aleatoria. La experiencia ego 3D sufrió una aceleración en intensidad, pero luego fuimos comprobando que esta intensificación, acortó el lapso de la experiencia. Así, el Proyecto Original no contemplaba el experimentar un ego tan rudo como: la crueldad, el odio, el fanatismo, la venganza, envidia, celos y demás similares. Era una experiencia ego más leve, pero diseñada para muchos millones de años más.

En cuanto a modificaciones y controles –aclaro- se refiere al personaje. Recordemos que nuestra Alma es real y eterna, es la Fuente. Nadie puede alterarla ni controlarla porque es precisamente la que comanda la experiencia virtual. Y para el caso, cualquier tipo de creatividad le sirve.

Para terminar esta visualización global de lo que ha sido y en muchos casos aún es la experiencia 3D. añadir que cuando la persona ha tocado o toca fondo o cima en una experiencia, es precisamente en ese instante en que se genera el punto de luz información para el Alma. Una vez pasado este momento, el Alma cesa su interés por ella. El humano entonces siente el cese del deseo de la misma. Igual, con todas las experiencias de vida.

Con lo anterior, surge la interrogante: Cómo es posible que por ejemplo, el crimen, el robo, la agresión, etc. sean un Acto de Amor? Desde el punto de vista del personaje humano cuando es aún inconsciente, que ignora el propósito de su experiencia, por supuesto que no es “amor”, porque él está sintiendo en vivo y en directo los efectos de dicha acción. Pero para efectos de toma de consciencia del Alma, cuya simulación de adentrarse hasta lo más profundo del No Amor es para llegar a la consciencia del Amor. No se puede llegar a la consciencia del Amor sin haber experimentado el No Amor. No existe otra forma diferente porque de lo que se trata es de llegar al No Amor. Cada momento del humano es de suma relevancia para el Espíritu.  Para completar lo maravilloso de nuestro aporte como humanos, es importante mencionar que no debemos temer a que cualquier  humano se entere de esta realidad, porque éste, sólo ejecutará siempre lo que su Alma le impulsa a pensar, creer, sentir, dudar o hacer. Los principios morales y creencias religiosas forman parte de la estrategia para este balance de la dualidad, como bien hemos podido verificar.

Cada Alma da por concluida esta su maravillosa experiencia cuando observa los resultados finales de la vivencia dual del ego y es cuando empieza a informar a su vehículo, a la persona.  A partir de este momento, las oscilaciones pendulares del proceso dual serán cada vez menores en intensidad y en duración. Quizás podríamos hablar del comienzo de una nueva y diferente perspectiva o proceso de síntesis, en donde el humano podrá percibir la actividad de su ego de una manera consciente, comprensiva, con un alto grado de aceptación y por tanto más compasiva. Esta nueva actitud y estado de consciencia de ser, hace aflorar una etapa maravillosa que ya muchos humanos están comenzando a vivenciar. La consciencia de integración. El alistar las maletas.

4- Resultados finales – Consciencia e integración   

Sumado al proceso descrito antes, estamos en el arribo del INCOMPARABLE Y PRIVILEGIADO MOMENTO  de nuestra eternidad en que las Almas como colectivo, se están acercando al final de su proyecto de toma de consciencia. Por tanto están comenzando  a informar a la persona sobre de qué trata el asunto. Sin proponérselo, el humano comienza a darse cuenta de algo que antes no veía. Comienza a ver. Cada vez recibe más información desde su Interno, que puede reforzar a través de detonadores externos o colaboradores del despertar. Empieza a actuar movido por impulsos muy fuertes y casi con certeza. Se suscitan cambios en su vida. Por ejemplo comienza a ser liberado del Sistema de Control Mundial. Abandona así, de repente, creencias y prácticas  religiosas (P. religioso). No siente motivación para participar en política, elecciones, puestos de poder, etc. (P. político) No siente avidez por tener una tarjeta de crédito; la insolvencia le ha azotado por lo que  se aleja del  endeudamiento y del agobiante consumismo (P. económico). Así, los movimientos en su vida continúan, algunos algo desafiantes, otros gozosos y con sabor a triunfo. Poco a poco nota que visita cada vez menos al médico, clínicas y farmacias. (P. Social-salud) De repente se ve buscando técnicas o terapias alternativas para ayudarse con su salud que siente mejorar. Más aún, ya los noticieros no le agradan y se torna muy selectivo con la información. (P. social-medios de comunicación masiva). Este humano observa que su vida ya no es la misma y no tiene muy claro el por qué. Aunque continúa colaborando para el balance dual en cualquiera de sus polaridades participando o no, en el drama virtual, sabe que esto es temporal.

De repente entiende que él-ella es algo más que la simple persona que se mira en el espejo. Su Alma se le manifiesta de alguna forma que entiende que ya no está solo-a en su proceso, que algo o alguien le guía y le informa de manera inexplicable. Empieza aquí, su camino de interiorización. Descubre un nuevo mundo, nuevas enseñanzas, nuevos estados, nuevas amistades… diferente nivel de experiencia. Mira ante sí, abrirse muchas puertas desconocidas. Empieza a comprender que el juicio, la dualidad era una ilusión. Que el bien y el mal eran no más que conceptos mentales. Comprende que todo fue perfecto porque sirvió a un propósito: al propósito de ese con quien ya se siente fusionado, su Sí Mismo.( Integración consciente con Espíritu). Experimenta un amor compasivo por sí mismo y por los demás. Entiende que no existe dios como se lo habían enseñado. Dios es él y cada creatura del Universo que conformamos Todo Lo Que Es, como la gotita fusionada al Infinito Océano. Comprende que todo: objetos y personajes externos forman parte del engranaje, son piezas fundamentales de este ajedrez cósmico. Ahora, disfruta de todo sin ser atrapado porque está siendo informado en cada momento de su vida. Descubre que cuanto más tranquilo y armónico se encuentre, más conexión y claridad siente en su existencia. Concluye que toda experiencia fue de nuestra propia elección. Que no existieron ni existen culpables sino colaboradores dentro de su vida. Colaboradores que al final, le mostraron sus propios aspectos. Siente un inmenso agradecimiento por todo y por todos. (Estado de gratitud). Comprende los desafíos de los demás, porque le llega el recuerdo de que él – a su manera- también los encarnó en algún momento de sus existencias. Que no hay nadie mejor ni peor, ni más evolucionado o menos evolucionado, ni de más alta ni de más baja jerarquía  porque en esta zona de Libre Albedrio (1ª a 5ªD) todos somos el Espíritu revestido en la forma, representando su guión trascendental. Comprueba que todos vamos siendo poco a poco informados. Como le llegó a él la información, le llegará a otros su momento. Mediante una transformación no dolorosa despertaremos con un vehículo de diferente vibración y comprobaremos que siempre fuimos y somos UNO, que nunca hubo separación ni alejamiento. Comprenderemos que era necesario experimentar la ilusión de No Amor para tomar consciencia del Amor( la noche para tener consciencia del día).  No había otra forma, otra posibilidad diferente. Teníamos que simular la separación del Amor al No Amor para conocernos desde otra “ubicación”.

Consciencia del Amor

El humano que ahora se siente en unicidad con su Alma, ha comprendido lo que para Si Mismo significa esta forma de energía llamada ego.  Palpar mediante un cuasi eterno proceso de reencarnaciones, el hastío de los efectos de la violencia, el estrés, la guerra, el conflicto y la frustración propulsó hacia la develación de nuestro Ser Paz. Beber el amargo elíxir de la miseria, la limitación y la falaz riqueza para llegar a descubrir nuestra inagotable Abundancia. Atravesar la Oscuridad, desesperanza y desinformación para percibir  nuestra propia Luz. Adorar hasta inmolarnos, a dioses externos que jugaron el engaño y la manipulación, la fascinación de la efímera fama y el poder, para llegar a develar nuestra propia Divinidad. Saborear las profundidades del odio, el miedo, el desamparo y la venganza hasta la saturación, para enterarnos de nuestro propio Ser soberano.  Penetrar el DESAMAOR para llegar a la profunda consciencia del AMOR.

Y finalmente comprobar  que  “ningún ciego puede guiar a otro ciego porque ambos caerán”. Ningún ego-persona puede ser la respuesta a otro ego-persona, porque ambos son ilusión. Con esto queda claro que de ahora en adelante  el fluir  desde nuestro “sentir” desde nuestro Ser, será nuestra certeza.  Porque vendrán luminarias demostrando su engañoso poder a través de su avanzada tecnología y su aparente sabiduría. Fascinados por el juego, intentarán continuar con su divertido papel temporal de Control. Reitero, son nuestros más contundentes y asiduos colaboradores que sin embargo, por ósmosis, extraerán de la Maestría Humana el vital y verdadero alimento para su Alma que se les mostrará en ese preciso y maravilloso instante.

Por tan bienaventurados frutos de nuestra Cósmica Experiencia, el humano no anhela en este instante más que continuar fluyendo conscientemente con los certeros impulsos de su Alma que le están conduciendo amorosamente al final de la meta, la develación total del Ser Amor que subyace en él.

Yo, como Ser Soberano y empoderado, expandido en Amor abrazo cada partícula de todos mis aspectos egos personales y externos, como lo que son, dadores de luz. Y al abrazarlos, mi Amor, el Real Amor que Soy, los integra y los fusiona al Si Mismo. Con este acto, como humanidad que también soy, corremos el velo, disipamos la holografía del estado de ilusión de separación y emergemos de nuevo en consciente fusión con Todo Lo que Es inoculando en la Creación, el preciado elixir de la CONSCIENCIA DEL AMOR.

GRACIAS A MI MISMA POR HABERME REGALADO ESTA SORPRENDENTE Y MARAVILLOSA EXPERIENCIA  HUMANA QUE PERMITIÓ AUTO EXPANDIRNOS EN CONSCIENCIA DEL AMOR.


LA REALIZACION DEL ALMA HUMANA ESTA POR LLEGAR

El Alma o Yo Real de los humanos del Planeta Tierra tiene una peculiaridad muy significativa con respecto al conglomerado de “civilizaciones” que nos rodean: la mayor parte de la humanidad ha transitado por múltiples experiencias eones ha, tanto dentro del no tiempo-espacio como dentro del artificial tiempo- espacio de la 3D.

El Alma humana ha agotado hasta el hartazgo, la experiencia dentro de los diferentes niveles físicos y no físicos, pasando por todo tipo de creación y/o civilización existentes. Ha saboreado la magia de la ciencia e híper tecnología, creando y recreándose en sus creaciones tanto dentro del ámbito de la bondad como dentro de la no bondad.  Se ha probado multifacéticos  trajes y ha sido protagonista de la gran sinfonía universal colmando al silencio de mágicas melodías y a la oscuridad de fascinantes colores. De todo esto, el humano posee vaga memoria, ex profeso.

Solo le faltaba la última etapa para llegar a su total plenitud: saborearse conscientemente a Si Misma, su Ser Amor. Para tal efecto, creó la indescriptible experiencia a través del Planeta Tierra, “Escuela  de la ilusión del No Amor donde se toma consciencia del Amor, de Si Mismo”. Si, amigos. Existen – eones de avance tecnologico- civilizaciones galácticas/estelares de Seres no bondadosos y de Seres muy bondadosos, pero aun en estado de inconsciencia. Ser una persona buena  inconsciente no es lo mismo que ser una persona consciente. Lo primero, nos catapulta – en cualquier momento- al otro lado de la dualidad, a la maldad. Lo segundo, es el efecto de ese estado de consciencia de Si Mismo y en donde la dualidad ya no es, porque ha sido integrada. Para abordar el umbral de esto ultimo, tuvimos que haber pasado –hasta la saturación- tanto por la experiencia  “amor” inconsciente como por el No Amor y en esta ultima etapa, dentro del estado mas denso de la materia como lo es la 1ª,2ª  y 3ª  densidad o dimensiones que nos ofrece la experiencia  Planeta Tierra. Si, hasta tocar fondo –diría- hasta llegar al punto de luz de información. Muy similar al “momentum” que experimenta un científico cuando le deviene su Eureka!

Este nuestro vehículo humano fue confeccionado para el fin que arriba apuntamos. Por tanto, como expuse en mi artículo anterior, es una joya de arte sofisticada y compleja. Los hacedores lo hicieron con doble propósito: para nuestra evolución como experimentantes y para su propia evolución como diseñadores y experimentantes de otro guion diferente al nuestro. Servicio mutuo.

A nuestros diseñadores les llamamos “creadores”  lo cual no es exacto pues ellos no pueden crear ni afectar en nada,  la parte que anima al vehículo, nuestro Yo Real o Alma. Mas, la experiencia del vehículo, forma parte del objetivo álmico, el cual impregna.

Los humanos fuimos confeccionados para subsistir a través de una alimentación material tales como vegetales, cereales, proteínas, minerales,  etc.(+- 97%). Para el resto requerimos del alimento emocional. (afecto,amistad, apego, alegría,etc). Nuestros diseñadores – muy avanzados en tecnología, mas, no mucho en consciencia- por el contrario, requieren de un 80% de alimento energetico o “paquetes emocionales”  para subsistir. El resto, de alimento material un tanto similar al nuestro. Ellos se alimentan de la emocionalidad humana –entre otras- tal como el paquete energético que produce el dolor, sufrimiento, alegría, religiosidad, violencia, culpa, miedo, etc. Sea que, nosotros los humanos les proporcionamos  ese alimento “energético emocional” a través de nuestra misma experiencia. Experiencia diseñada para el mutuo beneficio. Para lograr esto, se ideo un Sistema de Control que garantizara su alimentación (paquete emocional) y al mismo tiempo garantizara nuestra experiencia No Amor .

El Sistema de Control (explicado en mi articulo anterior) a través de sus ramificaciones asegura el cumplimiento del objetivo Almico humano  y la alimentación de nuestros re-diseñadores. El sistema de Control actúa a través de la mente humana, apoderándose de ella para lograr sus objetivos previstos.

Como bien lo aclaro en mi articulo anterior, una vez que el Alma Humana llega a la consciencia del Amor, lo cual se manifestara a través de su vehículo o persona, ella misma – el Alma o Yo Real- mantendrá informado y guiará a cada humano para salirse de la experiencia del No Amor, esto es, para salirse del Sistema de Control y empezar a experimentar aquí, en este Planeta Tierra, la consciencia de Si Mismo, el Amor y su Radiancia. Para esto, es necesario que cada humano se enfoque en ese impulso interior que viene del sentir, del Corazón. Esta, es la única manera de salirse del Control y que este, no le afecte. Cualquier ENFOQUE hacia lo “externo” podría ser una invitación para continuar bajo el Sistema de Control. Con esto, quiero aclarar, que podemos vivir nuestra humana cotidianeidad ( trabajo, estudio, etc) , pero enfocándonos y confiando plenamente en nuestro sentir para saber que estamos perfectamente ubicados de acuerdo con el Plan Álmico. Esta actitud o estado de vida nos proporciona mucha paz, sabiduría, alegría; un sentimiento de inmensa gratitud y sobre todo pasión por nuestra experiencia actual, porque podemos mirar nuestro invaluable ahora, desde una perspectiva Cósmica.

Este humano empoderado podrá , desde su propio Centro, gritar hacia los cuatro vientos:

YO SOY EL CAMINO, LA VERDAD Y LA VIDA!!


El apasionante viaje del alma.

Reciban mi saludo de bienvenida.

Me he permitido abordar este tema para ser copartícipe con todos ustedes del recordar sobre nuestra existencialidad  en este planeta Tierra.

Es una interrogante que en algún momento de nuestra vida nos hemos planteado de una u otra forma. Quién soy? Por qué esta vida? Por qué esta experiencia? Qué hago yo aquí? Pedí venir? Puedo decidir por mí? Sí?-No? Por qué? Qué papel juega este momento de nuestra existencia? ,etc, etc.

Llegar a tener cierta claridad y comprensión del objetivo de nuestra existencia y todo su engranaje permite que la vida se nos haga más llevadera, menos ruda y sobre todo, más apasionante, porque con su respuesta inicia el final de la experiencia en sí, aunque no necesariamente de la vida.  No estamos aquí por azar. Somos Inteligencia Universal actuando.

Aunque dentro de cada uno está la información, iniciaré el tema ofreciendo lo que he podido  “bajar”, primero, de la memoria de mi propia Alma y luego complementando y/o corroborando dicha información con la lectura y/o diálogos de compañeros y compañeras de este viaje existencial. Los verdaderos maestros.

Quizás muchos no sentirán entusiasmo en la lectura al percibir que no me escondo bajo la sombra de una “autoridad” de otra “dimensión superior”  al escribir.  Sino una humana de carne y hueso igual que ustedes, lectores. Porque como humana he podido ver con gozo y amplitud y llegar a la conclusión de que la verdadera sabiduría y consciencia saldrá precisamente de esta Dimensión hacia Todo Lo Que Es.

Por supuesto, es nuestro objetivo poder disfrutar de esta  navegación sobre el tema con profundidad, sinceridad y respeto mutuo.

Presento mi genuina Verdad lo que acepto que no necesariamente sea la Verdad.

Resonaras ?  Espero tu aporte.


EL UNIVERSO HOLOGRÁFICO –  EXISTE LA REALIDAD OBJETIVA?

Por Brian Steensma

En 1982 tuvo lugar un acontecimiento notable. En la Universidad de Paris, un equipo de investigación dirigido por el físico Alain Aspect realizó el que podría ser uno de los experimentos más importantes del siglo XX. Ustedes no oyeron hablar de ello en las noticias de la noche. De hecho, a menos que tengan la costumbre de leer prensa científica probablemente no habrán oído mencionar a Aspect, pese a que muchos creen que su descubrimiento podría cambiar la faz de la ciencia. Aspect y su equipo descubrieron que, bajo ciertas circunstancias, partículas subatómicas como los electrones son capaces de comunicarse instantáneamente entre sí independientemente de la distancia que las separe. No importa si se están separados 10 pies o 10 mil millones de millas. De alguna manera, una partícula parece saber siempre lo que está haciendo la otra.

El problema que hay con este hecho es que viola el principio de Einstein tanto tiempo mantenido de que ninguna comunicación puede viajar más rápido que la velocidad de la luz. Como viajar más deprisa que la velocidad de la luz equivale a romper la barrera del tiempo, tan intimidante panorama ha originado que algunos físicos intenten salirle al paso con elaboradas maneras de explicar algunos de los hallazgos de Aspect. Pero ha inspirado a otros a ofrecer explicaciones aún más radicales. El físico de la Universidad de Londres David Bohm, por ejemplo, cree que los hallazgos de Aspect implican que la realidad objetiva no existe y que, a pesar de su aparente solidez, el universo es un fantasma de corazón, un holograma gigante espléndidamente detallado. Para comprender por qué Bohm hace tan sorprendente aseveración, primero hay que saber un poco de hologramas. Un holograma es una fotografía tridimensional hecha con la ayuda de un láser.

Para hacer un holograma, el objeto a fotografiar primero es bañado por la luz de un haz láser. Después, se hace rebotar un segundo haz láser reflejando la luz del primero y el patrón de interferencia resultante (la zona en la que confluyen ambos haces láser) es captado sobre una película. Cuando se revela la película, parece una maraña de luz y líneas oscuras desprovista de significado. Pero tan pronto como se ilumina la película revelada mediante otro haz láser, aparece una imagen tridimensional del objeto original. La tridimensionalidad de tales imágenes no es la única característica notable de los hologramas. Si se corta por la mitad el holograma de una rosa y después se lo ilumina con un láser, se observa que cada una de las mitades sigue conteniendo la imagen entera de la rosa. Además se observa que, aunque se vuelvan a dividir esas mitades, cada fragmento de la película siempre contendrá una versión más pequeña pero intacta de la imagen original. A diferencia de las fotografías convencionales, cada parte de un holograma contiene toda la información que posee el todo. Esa naturaleza del “todo en cada parte” del holograma nos proporciona una manera completamente nueva de entender la organización y el orden. Durante la mayor parte de su historia, la ciencia occidental ha trabajado bajo el condicionamiento de que la mejor manera de entender un fenómeno físico, ya se trate de un átomo o de una rana, es diseccionarlo y estudiar sus partes respectivas.

El holograma nos enseña que algunas cosas del universo posiblemente no permiten ese enfoque. Si intentamos dividir algo construido holográficamente, no obtendremos las piezas de las que se compone, sólo obtendremos “todos” más pequeños. Este convencimiento indicó a Bohm otra manera de entender el descubrimiento de Aspect. Bohm cree que la razón por las que las partículas subatómicas son capaces de permanecer interconectadas independientemente de la distancia que las separe no se debe a que se emita y reciba alguna clase de misteriosa señal, sino a que su separación es una ilusión. Alega que, en algún nivel más profundo de la realidad, tales partículas no son entidades individuales, sino que en realidad son extensiones del mismo “algo” fundamental. Para permitir que se visualice mejor lo que quiere decir, Bohm brinda la siguiente explicación. Imagínense un acuario que contuviese un pez. Imaginen que, además, son incapaces de ver el acuario directamente, por lo que su conocimiento acerca de él proviene de dos cámaras de televisión, una situada de frente al acuario y la otra tomándolo de costado. Como atienden a dos pantallas de televisión, podrían asumir que los peces que ven en cada pantalla son dos entidades separadas. Después de todo, como las cámaras están colocadas en ángulos diferentes, cada una de las imágenes será ligeramente diferente. Pero si siguen observando los dos peces, terminarán por darse cuenta de que hay cierta relación entre ambos. Cuando uno se da vuelta, el otro a su vez también hace algo levemente distinto, pero que se corresponde; cuando uno mira de frente, el otro siempre mira de costado. Aunque no se perciba todo el panorama de la situación, se podría llegar a concluir que los peces deben estar comunicándose instantáneamente, pero está claro que no es el caso.

Según Bohm, esto es precisamente lo que pasa entre las partículas subatómicas del experimento de Aspect. Lo que nos está señalando la conexión entre partículas subatómicas, aparentemente más rápida que la velocidad de la luz, es que hay un nivel de realidad más profundo del que no estamos exentos, una dimensión más compleja que la nuestra, análoga al acuario. Además, consideramos separados a objetos como las partículas subatómicas porque sólo estamos observando una porción de su realidad. Estas partículas no son “partes” separadas sino facetas de una unidad más profunda y fundamental que, en última instancia, es tan holográfica e indivisible como la rosa antes mencionada. Además, dado que todo lo que hay en la realidad física está compuesto por estos “espectros”, el propio universo en sí mismo es una proyección, un holograma. Además de esa naturaleza espectral, un universo como ese poseería otros rasgos más que perturbadores. Que la aparente separación entre las partículas subatómicas sea ilusoria supone que, en un nivel más profundo de la realidad, todas las cosas que hay en el universo están infinitamente interconectadas. Los electrones de un átomo de carbono de cualquier cerebro humano están conectados con las partículas subatómicas que componen cada salmón que nada, cada corazón que late y cada estrella que centellea en el cielo. Todo lo interpenetra todo y, pese a que la naturaleza humana pueda pretender categorizar, caracterizar y subdividir los diversos fenómenos del universo, todas las clasificaciones son necesariamente artificiales porque al final lo único que existe en la naturaleza es un red sin fisuras.

En un universo holográfico ni siquiera el tiempo o el espacio pueden seguir siendo considerados como algo básico. En un universo en el que, en realidad, nada está separado de ninguna otra cosa, conceptos tales como la localización se quiebran; el tiempo y el espacio tridimensional, al igual que las imágenes del pez en las pantallas de TV, también deberían ser considerados proyecciones de un orden más profundo. En su nivel más profundo, la realidad es una especie de superholograma en el que tanto pasado como presente y futuro coexisten simultáneamente. Esto sugiere que, contando con las herramientas adecuadas, debería ser posible incluso que algún día se accediese a un nivel superholográfico de la realidad del que se obtuviesen escenas de un pasado remoto.

La pregunta de qué más contiene el superholograma tiene un final abierto. Admitido en interés del argumento que el superholograma sea la matriz de la que ha surgido todo lo que existe en nuestro universo, y que, por lo menos, contendrá a todas las partículas subatómicas que hayan existido o existirán, contendrá todas las configuraciones posibles de materia y energía, desde los copos de nieve a los quásares, desde las ballenas azules a los rayos gamma. Debe ser considerado como una especie de almacén cósmico de “Todo Lo Que Es”. Pese a que Bohm concede que no tenemos manera de saber qué más pueda yacer oculto en el superholograma, se aventura a decir que no tenemos razón alguna para asumir que no contenga todavía más. O, como propone, quizás el nivel superholográfico de la realidad sea una “mera fase” más allá de la cual subyacería “una infinidad de desarrollo ulterior”. Bohm no fue el único investigador que encontró evidencia de que el universo es un holograma. Trabajando de manera independiente en el campo de la investigación cerebral, el neurofisiólogo de Stanford Karl Pribram también está convencido de la naturaleza holográfica de la realidad.

Pribram fue atraído al modelo holográfico por el enigma de cómo y dónde se almacenan los recuerdos en el cerebro. Durante décadas, numerosos estudios han venido demostrando que los recuerdos, más que estar confinados en una localización especifica, se encuentran dispersos por todo el cerebro. En una serie de experimentos realizados en los años 20 del siglo XX que marcaron hitos en esta investigación, el científico del cerebro Karl Lashley descubrió que, independientemente de qué parte del cerebro de una rata extirpase, le era imposible impedir que ésta recordase cómo realizar tareas complejas que había aprendido con anterioridad a la cirugía. El único problema era que nadie podía presentar un mecanismo capaz de explicar esta curiosa naturaleza del almacenamiento de memoria del “todo en cada parte”. Ya en los 60, Pribram descubrió la holografía y se dio cuenta de que había encontrado la explicación que los científicos del cerebro habían estado buscando. Pribram cree que los recuerdos no están codificados en las neuronas ni en pequeñas agrupaciones de éstas, sino en patrones de impulsos nerviosos que van entrecruzándose por todo el cerebro de la misma manera que la interferencia de los patrones de luz láser van entrecruzándose por toda la superficie de un fotograma que contenga una imagen holográfica. En otras palabras, Pribram cree que el propio cerebro es un holograma.

La teoría de Pribram también explica que el cerebro humano pueda almacenar tantos recuerdos en tan poco espacio. Se estima que el cerebro humano tiene la capacidad de memorizar del orden de 10 mil millones de bits de información durante una vida humana promedio (lo que equivale a la cantidad de información contenida en cinco colecciones completas de la Enciclopedia Británica). En la misma línea se ha descubierto que, aparte de sus restantes propiedades, los hologramas poseen una asombrosa capacidad para almacenar información; simplemente con cambiar el ángulo con el que chocan dos laceres en un fotograma de película fotográfica, es posible grabar muchas imágenes diferentes sobre la misma superficie. Está demostrado que un centímetro cúbico de película puede contener aproximadamente 10 mil millones de bits de información. Más lo que la futura tecnología nos depare. Nuestra habilidad prodigiosa para recuperar con rapidez cualquier información que nos haga falta del gigantesco almacén de nuestros recuerdos sería más comprensible si el cerebro funcionase según principios holográficos. Si un amigo te pide que le digas lo que te venga a la mente cuando dice la palabra “cebra”, no necesitas transitar por intrincados atajos para recorrer algún tipo de gigantesco archivo alfabético cerebral a fin de llegar a una conclusión. En lugar de esto, saltan a tu mente de manera instantánea asociaciones como “rayas”, “equino” o “animal nativo de África”.

Verdaderamente una de las cosas más asombrosas relativas al proceso del pensamiento humano es que cada fragmento de información parece establecer de manera instantánea una correlación con algún otro (es decir, con todos los demás fragmentos de información), en lo que constituye otro rasgo intrínseco del holograma. Esto se debe a que cada parte de un holograma está infinitamente interconectada con cualquier otra parte del mismo, en lo que quizás sea el ejemplo supremo de la naturaleza de un sistema correlativo. El almacenamiento de memoria no es el único enigma neurofisiológico que se hace más abordable a la luz del modelo holográfico del cerebro de Pribram. Otro es cómo es capaz el cerebro de traducir la avalancha de frecuencias que recibe a través de los sentidos (frecuencias de luz, de sonido, etc.) en el mundo concreto de nuestras percepciones. Precisamente lo que mejor hace un holograma es codificar y decodificar frecuencias. De la misma manera en que el holograma funciona como una especie de lente, un dispositivo de traducción capaz de convertir un borrón de frecuencias, en apariencia carente de significado, en una imagen coherente, Pribram cree que el cerebro también contiene una lente y que utiliza principios holográficos para convertir matemáticamente las frecuencias que recibe a través de los sentidos en el mundo interior de nuestra percepciones. Un cuerpo de evidencia impresionante respalda el uso por parte del cerebro de principios holográficos para realizar sus operaciones. De hecho, la teoría de Pribram ha ido ganando un apoyo creciente entre los neurofisiólogos.

El investigador ítalo-argentino Zucarelli extendió recientemente el modelo holográfico al mundo de los fenómenos acústicos. Intrigado por el hecho de que los humanos sean capaces de localizar la fuente de los sonidos sin mover la cabeza, aunque sólo tengan un oído, Zucarelli descubrió que los principios holográficos pueden explicar esta habilidad. Zucarelli también ha desarrollado la tecnología del sonido holofónico, técnica de grabación capaz de reproducir situaciones acústicas con un realismo sobrecogedor. La creencia de Pribram de que nuestros cerebros construyen una realidad matemáticamente “sólida” porque confían en los impulsos procedentes de un dominio de frecuencias dado también ha recibido una importante cantidad de apoyo experimental. Se ha descubierto que cada uno de nuestros sentidos es sensible a un rango de frecuencias mucho más amplio de lo que previamente se sospechaba. Los investigadores han descubierto, por ejemplo, que nuestros sistemas visuales son sensibles a las frecuencias de sonido, que nuestro sentido del olfato es una parte dependiente de lo que ahora se denominan “frecuencias cósmicas”, y que hasta las células de nuestro cuerpo son sensibles a un amplio rango de frecuencias. Tales hallazgos apuntan a que sólo en el dominio holográfico de la conciencia tales frecuencias son fragmentadas y clasificadas en percepciones convencionales.

Pero el aspecto del modelo holográfico del cerebro de Pribram que más nos hace hervir la mente es lo que sucede cuando se lo conjuga con la teoría de Bohm. Porque si la concreción del mundo no es sino una realidad secundaria y en realidad lo que está “ahí” es un borrón holográfico de frecuencia y, si el cerebro también es un holograma que selecciona y extrae de ese borrón sólo algunas de esas frecuencias, transformándolas matemáticamente en percepciones sensoriales, ¿en qué se convierte la realidad objetiva? Por decirlo con sencillez, deja de existir. Como han señalado tradicionalmente las religiones orientales, el mundo material es Maya, una ilusión y, pese a que podamos pensar que somos seres físicos que se mueven por un mundo físico, esto también es una ilusión. En realidad somos “receptores” que van flotando por un mar caleidoscópico de frecuencias y lo que extraemos de ese mar y transcribimos como realidad física no es sino un canal más de los muchos extraíbles del superholograma. Esta nueva y chocante imagen de la realidad, síntesis de las perspectivas de Bohm y Pribram, constituye lo que se ha dado en llamar el paradigma holográfico y, pese a que muchos científicos lo hayan recibido con escepticismo, ha galvanizado a otros.

Un grupo pequeño pero creciente de investigadores creen que este modelo de la realidad podría ser más exacto que el que hasta ahora nos ha aportado la ciencia. Es más, algunos creen que podría resolver algunos misterios que nunca antes pudieron ser explicados por la ciencia, instituyendo incluso lo paranormal como parte de la naturaleza. Numerosos investigadores, incluyendo a Bohm y a Pribram, han reparado en que numerosos fenómenos parapsicológicos resultan mucho menos incomprensibles bajo los términos del paradigma holográfico. En un universo en el que los cerebros individuales en realidad son partes indivisibles de un holograma superior y en el que todo está infinitamente interconectado, la telepatía consiste sencillamente en acceder al nivel holográfico.

Obviamente así es mucho más fácil entender cómo puede viajar la información desde la mente de un individuo “A” a la de otro individuo “B” que esté en un punto muy distante y ayuda a comprender numerosos enigmas de la psicología pendientes de resolución. En particular, Grof opina que el paradigma holográfico brinda un modelo para entender muchos de los fenómenos más sorprendentes que experimentan los individuos durante los estados alterados de conciencia. Para más información sobre la naturaleza de la realidad holográfica, ver http://www.gaianxaos.com/holographic_reality_of_being.htm


Introducciòn

Reciban mi saludo de bienvenida.

 

1- El Origen


1-El Origen.

 


2- El vehículo psico-biológico humano

 

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.